El Yoga es un método de perfeccionamiento humano que abarca el cuerpo, la mente y el espíritu, y que tiende a la comprensión profunda de la naturaleza esencial del hombre y de lo que este necesita, para vivir en armonía consigo mismo y con el medio ambiente.
Dicho método tiene en cuenta la relación recíproca entre el cuerpo y la mente, y para mantener ese equilibrio combina todos los movimientos que necesitamos para asegurar la salud física con las técnicas de meditación que han de asegurarnos la paz mental.
El cuerpo es visto como un vehículo para el alma y de allí los cinco principios del Yoga :

1) Ejercicio adecuado (Asanas)
2) Respiración adecuada (Pranayama)
3) Relajación adecuada (Savasana)
4) Alimentación adecuada (Vegetariana)
5) Pensamiento positivo (Vedanta) y Meditación (Dhyana)

Para entender el Yoga es necesario experimentarlo personalmente, a primera vista parece que no fuera mucho más que una serie de posturas físicas extrañas que mantienen el cuerpo esbelto y flexible. Pero con el tiempo, cualquiera que siga practicándolo con constancia se dará cuenta de que se ha operado un cambio sutil en su manera de encarar la vida, pues mediante la persistencia en la tonificación y la relajación del cuerpo, y en el aquietamiento de la mente, comenzará a lograr una paz interior que es su verdadera naturaleza.

por Prof. María Angélica Romero

HATHA YOGA

El Hatha Yoga es el Yoga del conocimiento, desarrollo y equilibrio de las energías psicofísicas. Será entonces el Yoga Psicofísico.

El Yoga, como ciencia o disciplina práctica, busca a través de todas sus ramas, formas o modos, liberar (moksha) al ser humano de los conflictos de la dualidad de todo lo manifestado y de la influencia de las gunas (compuesto de energías presente en todo lo material). También buscará liberarlo de la ignorancia (avidya, ajñana) que lo hace olvidar su verdadera naturaleza e identificarse erróneamente con una realidad ilusoria (maya).

Los dos modos básicos de emprender la superación de los conflictos generados por la dualidad y dominar la influencia de las gunas, enunciados en los más antiguos escritos y claramente reafirmados en el Shrimad Bhagavad Gita (III, 3) son: «¡Oh Arjuna!, al principio para los hombres, Yo había declarado dos senderos espirituales: el Jñana Yoga o sendero del conocimiento, para los contemplativos, y el Karma Yoga o sendero de la acción, para los activos». Esta división se origina en las dos formas o modos más evidentes en que se manifiesta la creación: con un componente burdo (materia, cuerpo, etc.) y otro sutil (mente, intelecto, alma, espíritu, etcétera).

El verdadero yogi (practicante del Yoga) no discute por nombres, permitirá que cada uno use el que más le agrade, y tratará de hallar aquel que pueda comprenderlos a todos.
El Jñana Yoga o Yoga del Conocimiento utilizará la capacidad discriminativa que posee el ser humano para, a través de un exhaustivo examen basado en separar lo superficial de lo substancial («neti, neti» – esto no, esto no), alcanzar su anhelada meta. Se mal supone que este modo de la disciplina Yoga no incluye la acción. Como si todo sucediera únicamente en el pensamiento, y no hubiera que llevarlo a la práctica, no hubiera que vivirlo. El suponer que el acto discriminativo no incluye el acto de la vivencia es erróneo, pues el correcto discernir se manifiesta en la correcta acción. Además, la esfera del pensamiento es sólouna de las esferas en que se mueve y manifiesta la energía interna del hombre.

Dentro del Karma Yoga o Yoga de la Acción se agrupan todas las otras formas o modos de la disciplina Yoga. El simple motivo para hacerlo es que todas estas otras formas o modos del Yoga se realizan por medio de efectivos actos físicos. Hay en todos ellos un accionar evidente. En el Bhakti Yoga o Yoga del Divino Amor, será en su principio el positivo acto de adoración al Ideal Elegido (Ishta Nishta). En este Yoga estará otra de las Esferas de la manifestación de la energía interna del hombre: la esfera de los sentimientos, entre los que el Amor es el más preciado. El Karma Yoga, con su ecuánime desapego y con su renuncia a los frutos de la acción, es un modo en sí mismo para lograr la liberación (mukthi). Y en éste Yoga estará otra de las esferas en que se manifiesta la energía interna del hombre: la esfera de la efectiva acción.

Cualquiera de estos tres Yogas que se practique bajo la correcta y autorizada Guía de un Gurú (literalmente «Dador de Luz»), implicará el desarrollo de las otras dos formas implícitas bajo aquella que, por tonalidad o afinidad, hayamos elegido como modo o forma más evidente para el logro de la anhelada meta.

por Sri Swami Krishnananda Saraswati Maharaj
Lic. en Psicología y miembro fundador del Vivekayuktananda Ashram
LA RESPIRACIÓN

Nuestra vida cotidiana está llena de expresiones relacionadas con este acto fisiológico aparentemente sencillo.
Por ejemplo, habitualmente decimos, «me quedé sin aliento», «tomate un respiro», etc. incluso ensanchamos nuestros pulmones cuando contemplamos un paisaje hermoso.
Todo esto nos demuestra, que respirar no sólo es inspirar aire. La respiración abarca todo: cuerpo, mente y alma.
El budismo identifica la respiración con el alma y la tradición cristiana sostiene que Dios nos la insufló con su soplo de vida. En sánscrito (antigua lengua de los brahamanes del norte de la India), la palabra respirar significa, literalmente, Dios en nosotros. En cambio los griegos clásicos ubicaban el alma en el diafragma.
En cuanto al cuerpo y la mente, la respiración está presente en todos nuestros actos, pensamientos y sentimientos. Según nuestro estado de ánimo, como por ejemplo tristes o alegres, tranquilos o enojados, exigidos o relajados, la respiración siempre estará acorde a cada una de estas actitudes.
Quiere decir, que así como la respiración se ve influida por nuestros estados de ánimo, también podemos decir que una respiración controlada puede repercutir sobre el cuerpo, la mente y el alma. Existen diferentes métodos de respiración, pero todos tienen el mismo fin: respirar correctamente.
Acaso, respiramos correctamente? Poseemos esta técnica elemental desde el momento que nacemos, siendo en nosotros un reflejo que tiene la absoluta prioridad ante cualquiera de las funciones corporales.

por Prof. Horacio Luna

PATANJALI

Hoy en día todavía hay gente que considera al Yoga como un conjunto de posturas estrambóticas y creencias extrañas que poco tienen que ver con nuestro estilo de vida, pero en realidad el Yoga es una técnica psicofísica basada en principios esenciales y simples, comunes a todo ser humano mas allá de su cultura o religión.

Sus orígenes se remontan al 3º milenio a.C., en los Himnos del Rig Veda, en los Brahmanes y en los Upanishads se hace referencia al Yoga, pero fue Patanjali el primero en recoger y sistematizar esta tradición del pasado para transmitir la enseñanza y la práctica del Yoga en sus Yoga-sutras.

Los Yoga-sutras constan de 4 capítulos:

  • El primero está dedicado al análisis de la mente en sus diferentes niveles.
  • El segundo hace referencia a la práctica (técnicas psicofísicas y meditación)
  • El tercero explica los efectos logrados en las tres últimas etapas del proceso yóguico.
  • El cuarto transmite fundamentos filosóficos y metafísicos.

Por su clara visión, Patanjali y los Yoga-sutras adquirieron un lugar de privilegio y se impusieron como el texto básico del yoga clásico (Raja-yoga), apuntando al desarrollo del hombre a través del autoconocimiento.

La búsqueda de la felicidad y el sentido de la vida han sido los motores del hombre en recitados y mentales, el hombre se vuelca hacia sí mismo, explorando niveles más profundos de conciencia. Esto le permite conectarse con su verdadero potencial, generar un estado de equilibrio, restablecer los ritmos naturales de su fisiología, lograr descansos profundos y reparadores, disolver tensiones corporales y mentales y favorecer el desarrollo de sustancias endógenas (como la endorfina). Este cambio químico en el cuerpo transforma el funcionamiento del organismo, nuestro estado anímico y mental y mantiene el sistema inmunológico elevado preservando la salud. Incorporando estas técnicas y la práctica de la meditación podemos contrarrestar los efectos del stress, mejorar notablemente nuestra calidad de vida y nuestra relación con el entorno.

por Rosana Filippini

TANTRA YOGA

El Tantra se volvió en Occidente una corriente célebre y exitosa, aún si prácticamente no está en realmente y correctamente conocida y entendida. Lastimosamente, pocas personas tienen acceso a informaciones auténticas con lo relacionado al Tantra, dicho dominio siendo superficialmente abordado en demasiado de las escuelas occidentales. Muchas veces estas escuelas presentan informaciones que casi no tienen nada que ver con la antigua y auténtica ciencia tántrica, lo mismo como no podemos decir que la astrología y la astronomía son idénticas, en realidad estas dos siendo ciencias en realidad completamente diferentes.

Podemos decir a cerca del Tantra que es una ciencia esotérica, que se ocupa del estudio de todo el universo, empezando con el ser humano (pensamientos, emociones, cuerpo físico), continuando con la ciclicidad de la naturaleza, con la armonía de la música y de las vibraciones, llegando hasta la dinámica estelar y de todo el cosmos.
En el idioma Sánscrito Tantra significa «red», «tejido» o «urdimbre». La palabra está compuesta desde la raíz tan que significa expansión y de la raíz tanto que significa lazo, hilo.
Según la visión tántrica, todo el universo físico y mental es percibido como siendo similarmente a un tejido en el cual las partes se unen en un todo, y en cual el todo se refleja en todas sus partes. La verdad tántrica es percibida como un músico divino que sabe tocar con sabiduría al instrumento con infinidad de cuerdas de adentro de su alma y de todo el Universo.

La metafísica tántrica se basa en algunos principios fundamentales. Un primer principio se puede describir muy bien por el siguiente proverbio hindú: «Lo que está aquí (en el microcosmos del ser humano) está por doquiera (en el Macrocosmos), lo que no está aquí (en el microcosmos del ser humano), no está en ninguna parte (Macrocosmos).» (Kularnava Tantra)
Este proverbio nos indica el reflejo fundamental de todo el universo adentro de nuestro ser y simultáneamente nuestro reflejo en el Universo. Así como alguien duerme y luego despierta, al igual en la naturaleza alterna la noche y el día. Así como existe al nivel humano la atracción polar entre el hombre y la mujer, lo mismo pasa por ejemplo a nivel planetario con los polos magnéticos y eléctricos. Así como las pequeñas imágenes que existen en la película física y las grandes imágenes proyectadas en la pantalla tienen la misma estructura y patrones, al igual el universo y el ser humano son unidos y se reflejan perfectamente uno en otro.
Para enfatizar aún más esta idea, cabe mencionar que en el frontón del templo de Delfi son escritas las siguientes palabras en el antiguo idioma griego: «Conócete a ti mismo y así conocerás todo el Universo.»

El segundo principio del Tantra fue descrito muy bien por el Lama Govinda: «El bien y el mal, el sacro y el profano, la sensualidad y la espiritualidad, el material y el trascendental, samsara (la ignorancia) y nirvana (la iluminación) no son completamente opuestos pero dos caras de la misma realidad.» Este principio diferencia el Tantra de la mayoría de los caminos espirituales que separan el sacro de profano, el amor del deseo y la espiritualidad del materialismo. El Tantra hace desaparecer el espacio entre el pecado y la virtud; une lo que es con lo que debería ser y muestra la continuidad inseparable del espíritu en la materia, de la mente en el cuerpo, del infinito en el finito, de lo que está más allá con lo que está aquí y del eterno «ser» con su evolución en el tiempo.

Por consiguiente, desde esta perspectiva el Tantra intenta usar cada parte de la vida como un instrumento en el camino de la evolución espiritual, porque no niega los procesos primarios como por ejemplo: dormir, comer, la eliminación de excreciones o las necesidades sexuales. La energía de la pasión y del deseo no se debe perder, pero se debe controlar ada proceso, cada deseo, no importa que poco evolucionada sea, lleva consigo una chispa de la sacralidad que el Tantra intenta identificar y brindarla a la luz. (John Blofield, el autor del libro «El misticismo tántrico de Tibet»).

Algunos adeptos occidentales perciben el Tantra como una práctica erótica tipo Kama Sutra y usan las técnicas sexuales como instrumentos necesarios en la práctica espiritual. Esta forma de relacionarse con el Tantra ocasionó el nacimiento del llamado Neo-Tantra que los Lamas tibetanos llaman bromeando «El Tantra californiano». Este mal entendimiento tiene su origen en el hecho que el éxtasis beatífico que se logra por la práctica del verdadero Tantra es confundido con el momento del orgasmo que ocurre durante un acto amoroso común. Ambos son experimentados naturalmente durante las relaciones eróticas tántricas. Pero el objetivo tántrico no es experimentar superficialmente el placer, pero es llegar a más profundidad, completamente otro nivel.

por Daniel Ciciulette

YOGA DE LA INDIA

Hace aproximadamente 5000 años el Maestro Patánjali sistematizó en la India del Yoga de los Ocho Pasos. Este método destinado a lograr nuestra evolución interna está contenido en el libro «Los Yogas Sutras» que este Maestro escribió, y donde, en 195 aforismos o proverbios, condensó lo necesario para el desarrollo y la comprensión del yoga.

Estos Ocho Pasos son:

  • Yama y Niyama.
  • La Autodisciplina y las Autorrestricciones, que constituyen la orientación básica cotidiana de aquellos que hacen Yoga en el Oriente.
  • Las Asanas, que son las posturas correctas del cuerpo.
  • El Pranayama que es el control de la respiración.
  • El Pratyhara que es la Abstracción de los sentidos.
  • El Dharana que es la Concentración.
  • El Dhyana que es la Meditación.
  • El Samadhy o Ampliación de la Conciencia.

A medida que se desarrolla esta enseñanza, el practicante comienza a reconocer a su ser real, y al conectarse con las necesidades de su cuerpo, se aproxima amorosa y concientemente a la unión completa con el ser que somos, al que el Sabio Patánjali define en su primer Sutra como la Unión del Alma pequeña con la Gran Alma Universal o Cósmica.

por Estela Keselmann
artículo publicado en la revista Hijos del Sol Año 2 No.4
YOGA TERAPÉUTICO

El yoga es una disciplina milenaria, que ha tomado en la última década, un rol muy importante en el ámbito de las terapias alternativas y complementarias.
Si bien todavía hay personas que la catalogan de «gimnasia» y otros sólo la consideran «una práctica espiritual o religiosa», hay muchos profesionales, médicos, traumatólogos, kinesiólogos, deportologos, psiquiatras y psicólogos que habiendo tenido una experiencia directa o indirecta( por sus pacientes) pudieron comprobar como ésta disciplina realizada de la manera adecuada y en el ámbito correcto, es una opción complementaria optima.
Llamo YOGA TERAPÉUTICO porque es una técnica que reestructure, tras años de practica personal (29 años) y enseñanza (18 años) adaptándolo a nuestras necesidades físicas, emocionales y espirituales.
La premisa es AHIMSA, no violencia, el estandarte llevo a Mahatma Gandhi a la liberación de su pueblo, y de eso se trata liberarse de tensiones, contracturas, dolores, corregir malas posturas, incorporar el oxigeno necesario para una buena salud, eliminar cargas emocionales o desajustes mentales y equilibra nuestro sistema nervioso. Y esto se logra a partir de la práctica adecuada, que no es solamente quedarse quieto en una postura o una respiración sino que nos concientiza del campo aurico, los chakras, los bloqueos energéticos que tenemos y la interacción de los diferentes cuerpos.
Tomar conciencia que el beneficio más grande no es llegar con la mano al piso, sino que en ese momento la mente esté centrada en el movimiento la ejecución, la elongación, hasta donde podemos llegar sin malestar, y que nos pasa interiormente con dicha postura, y es aquí donde el YOGA de una simple gimnasia pasa a ser una terapia.
Por eso la propuesta de experimentar una introspección que nos llevará a un cambio de actitud primero con nosotros, un trato mas amoroso, mas abarcante y luego a partir del mismo, nos relacionaremos con las demás personas de una manera distinta, y lograremos con una practica de dos horas semanales una mejor calidad de vida.

por Prof. Noemí Ingrao

DYNAMIC YOGA

«…Un método integral y una búsqueda de equilibrio para mejorar la calidad de vida..»

Este método de yoga occidentalizado es un sistema práctico para alcanzar el objetivo de integrar nuestra personalidad, con los niveles más altos de nuestro espíritu.
El enfoque con el que trabajo es esencialmente una mirada integral del ser humano para tratar de mejorar todos los aspectos de nuestra existencia, tanto para que encuentre satisfacción y felicidad en el mundo cotidiano, como el la vida interna, psíquica y espiritual, a través del equilibrio dinámico de todas las áreas de la vida y el cultivo de la serenidad interior.

Los seres humanos estamos sometidos, constantemente, a un intenso stress más allá de nuestros limites de tolerancia, lo cual nos va convirtiendo en personas cada vez más tensas, inseguras y enfermas, con todo tipo de síntomas (dolor de cabeza, ansiedad, angustia, desconcierto, insomnio, etc., y patologías leves y extrañas, que nos aquejan y van socavando poco a poco nuestra vida y nuestra salud. Es aquí donde el método de trabajo del Dynamic Yoga se presenta como una excelente oportunidad que puede ayudarnos a disolver las tensiones profundas del cuerpo, la mente y las emociones. Eliminarás el stress excesivo y te harás conciente de tu propia energía del momento en que transites.

Este mejoramiento de la salud física, mental y espiritual a trabes de este tipo de yoga, lo logramos mediante la práctica dinámica y expresiva de los chakras y luego con posturas específicas y movimientos suaves realizados con el cuerpo (asanas), ejercicios energéticos de cada centro de energía, Técnicas de Respiración que equilibran y balancean el flujo de aire que entra y sale por la nariz y nos conectan con el aquí y ahora serenando lentamente nuestras mentes parlanchinas, entrando en la serenidad interior concientemente.
También utilizo Técnicas de Meditación orientales y occidentales para aquietar la mente, proporcionando recursos sencillos y contundentes para la práctica diaria de cada alumno. Meditaciones sentadas, de pie, caminando y tumbados. Los movimientos corporales que realizamos otorgan vitalidad, agilidad, fortalecimiento y elongación de nuestra columna vertebral. Se aprende entre otras cosas a concentrarse, a llevar una respiración lenta y profunda, a relajarse, a alejarse del mundo, o estar inmersos en él sin alterarnos, a conocer y convivir con la soledad, con música adecuada tan dinámica como suave y profundamente relajante.
Aquellas persona que se acerquen a cualquier sistema de yoga, como por ejemplo el Dynamic yoga es fundamental revisar los aspectos de la propia salud, la alimentación, la inteligencia emocional y el aspecto espiritual. Sin ello solo se convertirá en una clase de elongación y ejercicios físicos, quedándonos únicamente en un solo plano …el físico, perdiendo la oportunidad de desarrollar los otros niveles tan necesarios para obtener una excelente calidad de vida y salud.

La búsqueda espiritual es autónoma y el trabajo de la energía de los chakras al crear conciencia, nos van guiando por el camino por donde hay que trabajar y mejorar. Es un trabajo grupal, pero de desarrollo personal, según el compromiso con la propia vida que cada uno desea tener.
Afortunadamente el DYNAMIC YOGA cuenta con extraordinarios efectos positivos y acumulativos aportando equilibrio en todas nuestra áreas de la vida. Creamos una nueva conciencia cuerpo-mente para utilizarlas en la vida cotidiana y laboral, permanentemente en el presente.

Es un camino agradable, que puede ser practicado por cualquier persona sin importar la edad, ni el sexo, ni la condición física, ni las creencias, para el despertar espiritual. No se requiere experiencia de ningún tipo, cuanto más vacíos estemos de preconceptos más enriquecedora puede ser tu experiencia.

Las formas de acceder a la expansión de la conciencia son infinitas, cada uno debe investigar y descubrir su propio camino.

por Prof. Lic. Alejandra Amado

DYNAMIC YOGA Y RELAJACIÓN

El Yoga es una filosofía de vida que tiene una meta: llevar al practicante a un estado de ampliación y desarrollo de todas sus capacidades tanto en su vida cotidiana como laboral.
Cuando el cuerpo y la mente trabajan en exceso, su eficiencia para realizar las funciones naturales disminuye. La vida social moderna, el alimento, el trabajo e incluso los llamados entretenimientos hacen que resulte difícil relajarse para el hombre civilizado. Pero no únicamente le es difícil relajarse, sino que incluso ha olvidado el modo natural de recargar el cuerpo durante la relajación y el descanso. Incluso cuando descansan, la mayoría de las personas gastan una gran cantidad de energía física y mental debido a la tensión. La mayor parte de la energía producida por el cuerpo se gasta inútilmente.

No hay profesiones exitosas, sino personas exitosas.

Entre las nuevas tendencias que se observan en las empresas, se destaca el interés de los sectores de RRHH y salud ocupacional para proveer al empleado condiciones para que el trabajo sea agradable y como consecuencia, mejorar su calidad de vida y su capacidad productiva. La comprobación de que el capital humano es un activo importante, está ganando adhesión en las empresas, especialmente en los países desarrollados.
Al considerar que las personas activas dedican aproximadamente 10 a 12 horas por día -de manera directa o indirecta- al trabajo, es fácil deducir la incidencia que tiene en su vida.

Una de las alternativas que en la actualidad están utilizando con éxito los directivos y ejecutivos de las empresas líderes, para ellos y sus empleados, es el Yoga. El Dynamic que reúne los requerimientos necesarios para poder aportarle movimiento al cuerpo que se encuentra infinitas horas en una misma posición o situación generando bloqueos energéticos en todos los niveles de la persona, y aportarle serenidad y descanso a la mente para que se recupere de pensamientos agobiantes que desencadenan proceso fisiológicos negativos, que aumentan el stress personal y laboral.

¿Por qué esta filosofía milenaria entra hoy con tanta fuerza a los sectores más altos de las empresas más modernas y líderes en tecnología? La respuesta es simple y comprende varios aspectos:
Se emplea más energía en mantener los músculos continuamente preparados para la acción que en la verdadera acción útil. Para regular y equilibrar las funciones del cuerpo y la mente es necesario aprender a economizar la energía producida por nuestro cuerpo, lo cual es el principal propósito de aprender a relajarse.

El cuerpo genera a lo largo de un día todas las sustancias y energía necesarias para el siguiente. Pero ocurre con frecuencia que todas estas sustancias y energía se consumen en unos pocos minutos a causa del mal genio, ira, irritación, cuando alcanzan cierto grado de intensidad. Este proceso de erupción y represión de las emociones violentas se convierte frecuentemente en un hábito corriente. El resultado es verdaderamente desastroso no sólo para el cuerpo, sino también para la mente.

Durante la relajación no se consume prácticamente nada de Prana o energía, aunque se mantiene un poco en circulación para mantener al cuerpo en su estado normal. El resto es conservado y almacenado.

Para conseguir una relajación perfecta utilizamos tres métodos: la relajación física, la mental y la espiritual. Ninguna relajación es completa mientras no se alcance el estado de relajación de estos tres niveles mencionados.

1. RELAJACIÓN FÍSICA

Somos un sistema Cuerpo-Mente: Toda acción es resultado de un pensamiento. Los pensamientos toman la forma de la acción y el cuerpo reacciona. Del mismo modo que nosotros mandamos un mensaje a los músculos para que se contraigan, otro mensaje llevará igualmente la relajación a los músculos cansados. La postura de relajación se llama Savasana o postura del cadáver.

Túmbese en el suelo y separe ambas piernas unos 40 cm. una de otra. Deje caer los dedos de los pies hacia los lados. Los brazos se dejan sueltos a ambos lados del cuerpo, con las palmas de las manos hacia arriba y los dedos ligeramente flexionados. La respiración es lenta, rítmica y diafragmática. El mensaje de la relajación se produce por autosugestión. Primero, comienza la relajación física desde los dedos de los pies hacia arriba y la autosugestión del relax pasa a través de todos los músculos y llega hasta los ojos y los oídos. Entonces, lentamente se mandan mensajes a los riñones, hígado, etc.

Savasana es un tratamiento eficaz para la hipertensión que ocupa un elevado lugar en la lista de mortalidad. Las drogas que se utilizan en su tratamiento producen con frecuencia efectos dañinos en el cuerpo y deben ser evitadas en la medida de lo posible. Nuestros experimentos, llevados a cabo con 46 pacientes de hipertensión en Bombay, demostraron que su estado mejoró considerablemente tras un periodo de cuarenta semanas durante el cual se sustituyeron progresivamente las drogas usuales por el Savasana.

2. RELAJACIÓN MENTAL

Durante la tensión mental se debe respirar lenta y rítmicamente unos cuantos minutos. La mente se irá calmando gradualmente, hasta sentir una sensación como de flotar.

3. RELAJACIÓN ESPIRITUAL

Aunque uno intente relajar la mente, no puede eliminar por completo todas las tensiones y preocupaciones hasta que alcance la relajación espiritual. En tanto el ser humano se identifique a sí mismo con su cuerpo y su mente, habrá preocupaciones, tristezas, ansiedades, miedo e ira, las cuales, a su vez, producen tensión. Mientras el ser humano no se abstraiga a sí mismo de la idea del cuerpo y no se separe de la conciencia del ego, no hay modo alguno de obtener una relajación completa. En la relajación espiritual uno se abstrae y se identifica con el Ser todopoderoso y omnisciente, pleno de paz y de dicha. La fuente del poder, el conocimiento, la paz y la fortaleza se encuentra en el alma y no en el cuerpo.

RELAJACIÓN

La relajación es un estado de conciencia, en muchas ocasiones se define como un estado del cuerpo en que lo músculos están en reposo, sin embargo en las personas deprimidas el reposo no suele ir acompañado de una experiencia consciente de felicidad. La relajación es mucho más, es un estado de conciencia que se busca voluntaria y libremente con el objetivo de percibir los niveles más altos que un ser humano puede alcanzar, de calma, paz, felicidad, alegría.

Cuesta percibir que a lo largo del día varía nuestro nivel de conciencia, aunque tenemos prueba de ello: un nivel es el del sueño, e incluso en el sueño hay diversos estados, otro es el de la mañana cuando recién me levanto, otro es cuando me encuentro lleno de energía y otro muy distinto cuando vuelvo a casa después de una larga jornada de trabajo. No trato igual a las personas cuando me encuentro lleno de vitalidad o agotado por el esfuerzo de un día lleno de responsabilidades.

Con estrés mi cuerpo se levanta cansado por las mañanas, con estrés mis emociones se disparan y en ocasiones puedo tratar de forma impropia a personas que aprecio. La relajación es el medio por el cual podemos llegar a experimentar la libertad de vivir en el estado de conciencia que deseamos. Nuestro entorno también se beneficia de la energía que se genera en nosotros.

por Prof. Lic. Alejandra Amado

YOGA AMERICANO

El Yoga Americano se ha ido extractando de las culturas propias de este continente, a través de la milenaria sabiduría de los Mayas, de los Incas, de los Mapuches, Toltecas y Aztecas.
La práctica del Yoga Americano conecta directamente al practicante con la Madre Tierra y con el Padre Cielo, nos ligamos a nuestras verdaderas raíces, y esto nos lleva a una apertura interna y externa a través de tres dimensiones :

  •  la Dimensión Central, que es la conexión con «los otros».
  •  la Dimensión Individual, que es la conexión con nuestro interno.
  •  la DIMENSION SUPERIOR, que es la conexión con lo SUPREMO.

Las posturas del Yoga Americano se realizan -todas- grupalmente en forma de círculo. Este es un modo de asimilar la energía que en común se transmite y que nos permite crecer y crecernos trabajándonos totalmente. Así es como lo inculcan los Maestros de la Sabiduría Produnda de este suelo, llamándolo el Llankakuna Tuckuy, que es el Entrenamiento Integral Americano.
Este Yoga, tanto como el Asthanga Yoga (de la India), tiene como única meta conducir al ser humano hacia la unión con su verdadero ser real, con su prístina esencia, y con las necesidades que en tanto tal debe desarrollar.
Si nos entregamos, dejando que la guía amorosa se manifieste en nuestra vida, comprenderemos que formamos parte de una totalidad mayor, y que esa es nuestra meta.

por Prof. María Angélica Romero

Espacio de Publicidad

Relacionados