FITOTERAPIA

LFitoterapia emplea diversas plantas para el refuerzo de nuestro sistema inmunológico. Su filosofía se centra en que el uso de toda la planta es más efectivo que el uso de sus partes, ya sea para la curación como para la prevención de enfermedades.
Estos remedios naturales expresan su poder curativo y son presentados en el mercado farmacéutico o en herboristerías bajo diferentes presentaciones: hierbas secas (se las puede tomar preparando infusiones o decocciones), tinturas madre (presentadas en frascos goteros), pomadas (una mezcla entre crema base homeopática y gotas de aceite esencial), aceites esenciales (son considerados como el alma de las plantas), Flores de Bach y otros sistemas florales, también se presentan en cápsulas, pastillas, etc.
Se obtienen maravillosos resultados sin efectos colaterales, a diferencia de la medicina alopática o tradicional.
Estudios demuestran que el 25% de los pacientes internados lo están por efectos secundarios provocados por los medicamentos de la medicina alopática.
Tomados en dosis correctas y bajo la supervisión de un especialista, se evitan dosis fatales o intoxicaciones. Por lo general, se recomienda utilizar la Fitoterapia a partir de los 10 años de edad según sea el caso.
Esto no significa que no se deba consultar al médico o que se deban evitar los medicamentos, sino que la Fitoterapia es muy útil para prevenir enfermedades y restablecer el equilibrio corporal o lograr una homeostasis (capacidad del cuerpo de adaptarse al mundo externo mientras su funcionamiento interno permanece constante) natural y necesarias para enfrentar de forma saludable la vida cotidiana.

MELISSA: Antiviral, relaja el sistema nervioso.

MENTA: Combate náuseas y vómitos, actúa sobre trastornos biliares.

EUCALIPTUS: Combate el asma y la bronquitis, actúa como expectorante.

BOLDO: Digestivo, reductor del ácido úrico.

MANZANILLA: Alivia trastornos gástricos y estomacales.

LUPULO: Calmante para estados de exitación nerviosa, induce al sueño.

HIPERICON: Es un excelente cicatrizante, analgésico y antinflamatorio.

LAVANDA: Sedante, actúa sobre el sistema nervioso, combate dolores.

DAMIANA: Diurético y laxante suave, combate estados de depresión e impotencia.

BARBA DE CHOCLO: Actúa como diurético.

COLA DE CABALLO: Astringente que actúa sobre los conductos urinarios.

CEBOLLA: Actúa sobre infecciones bronquiales.

por Patricia Mermoz de Sanchez

Espacio de Publicidad

Relacionados