ESCRITO DESDE EL CORAZÓN

En la noche penetrante
grandes ojos me miraban,
y yo desde lo alto,
con mucho Amor observaba.
Al bajar una estrellita,
aquellos ojos de Amor se colmaron
por la hermosa fiesta divina,
que al cielo iluminaron.

Yo pensaba en su ternura,
en aquella hermosura.
Los grandes ojos soñaban la alegría
de ver como una estrella se movía.

Es que los grandes ojos buscaban respuestas,
que solo aquí encontrarían.
Es así que te digo, y te vuelvo a repetir,
que el Amor no se busca,
está dentro de tí.

Ten en cuenta lo que digo,
no es ofensa ni castigo,
porque así como los niños deben aprender a hablar,
el secreto está en saber Amar.

No se trata de un Amor apegado,
ni tampoco de un Amor individualizado.
Se trata de un Amor verdadero,
de Amor hacía el mundo entero.

Imagina que sería de la vida…
…no más guerra, ni muerte,
a cambio la Alegría reinaría.

No es difícil, es solo un cambio,
tan simple y tan sencillo
como los frutos de un árbol,
tan simple y tan sencillo
que cuesta imaginarlo.

 

Paula Beatriz Pregarz
Argentina – Buenos Aires
Espacio de Publicidad

Relacionados