DIAGNOSTICO ORIENTAL

El Diagnóstico Oriental es un método que se utiliza principalmente para determinar el funcionamiento “bioenergético” del individuo y sus partes más sutiles. Así es que, mediante una correcta aplicación de este método, se puede conocer el estado de los meridianos o canales de energía del cuerpo, el funcionamiento energético de los órganos y visceras, el estado de los centros de energía, etc.
Si consideramos básicamente al ser humano como una estructura compuesta por tres partes diferentes, una parte física, una mental o psicológica y otra bioenergética, es en esta última en donde el Diagnóstico Oriental comienza a cobrar importancia.
No es posible separar unas de otras a estas partes basicas del hombre, por lo tanto, si existe una forma de saber el estado del cuerpo físico mediante la Diagnóstico Médico ortodoxo y el estado de la mente mediante el Análisis Psicológico, también es lógico de suponer que será posible analizar el estado de la bioenergía del cuerpo o aquellos que los chinos denominan “chi“. Para que una persona sea considerada sana debe existir la mayor armonía posible entre todas estas partes que componen al ser en sí. Por eso, es de suma importancia el poder conocer el estado bioenergético de las mismas para poder equilibrarlas con el método que corresponda.
El Diagnóstico Oriental es de gran ayuda para lograr este objetivo. Este tipo de método no se utiliza para diagnosticar enfermedades físicas o psicológicas, sino para detectar disfunciones bioenergéticas. Por la interacción de los órganos y vísceras del cuerpo con las emociones y la mente, y también la estructura bioenergética, es totalmente lógico suponer que si un individuo presenta una enfermedad física o psicológica, también exista una afección bioenergética…
Pero existe un orden que se debe respetar. Nunca un Diagnóstico de la bioenergía del cuerpo determina una enfermedad fisica o psicologica. Esta estructura es tan sutil y varia tan rápidamente sus estados que es practicamente imposible afirmar que si un individuo posee un desequilibrio energético en un órgano, este se vaya a enfermar física o psicológicamente. Pero, por el contrario, es muy posible aseverar que si un órgano esta enfermo o hay un desorden psicológico, la bioenergía del cuerpo, sus canales y centros estarán altamente afectados.
En conclusión, el Diagnóstico Oriental es un elemento extremadamente importante en el proceso de conocer el grado de salud de un individuo, sumado al Diagnóstico Médico ortodoxo y al Analisis Psicológico hace al proceso de “sanación” del mismo.

por Lic. Diego Ramos

Espacio de Publicidad

Relacionados