ARMONIZACIÓN PSICOFÍSICA

Cuando hablamos de armonización psicofísica lo que decimos es que las energías positivas y negativas están en equilibrio. Este equilibrio se materializa en actitudes, gestos y comportamientos serenos, adecuados que nos permiten sentirnos tranquilos.
Tanto los sentimientos como las emociones generan reacciones y dejan residuos que pueden ser positivos o negativos. Sólo basta con que recordemos una situación de enojo y una de alegría o ternura compartida y ya sabemos de qué se trata.

Cuando los residuos corresponden a energías negativas nuestro caudal energético se va contaminando y al igual que en el mundo de materia densa si no se limpia, la contaminación se va potenciando cada vez más. Nuestra vibración tiene un rango más bajo por lo tanto nos sentiremos cada vez más “pesados” y es posible que comencemos a estar de mal humor y hasta a veces veamos que estamos agresivos y creemos que no podemos evitarlo al punto de que el mundo de nuestras relaciones comienza a alterarse.

Muchas veces nos hemos encontrado ante niños de esos catalogados como “violentos”, los que en su mayoría decían: “no sé que me pasa, no lo puedo evitar” si bien creíamos en sus palabras, es esos momentos no entendíamos qué fenómeno hacía que esto fuera así.
Ahora sabemos que se altera la frecuencia vibratoria y que en ese caso un niño tratado con técnicas psicofísicas baja notablemente el nivel de ansiedad y violencia.

A través de la psicofísica es posible detectar si el problema energético es externo o si es una combinación entre lo interno y lo externo. Es en este punto donde la ciencia psicofísica es un importante complemento para el tratamiento de los problemas emocionales.

En el ámbito laboral se mejora en forma comprobable, la calidad de servicio como de producción al armonizar energéticamente un negocio o fábrica, mediante la detección y neutralización de energías contaminantes ya sea del lugar o enviadas.

Si en algún momento nos encontramos diciendo ¡¿Qué te pasa?! o ¿Qué me pasa?, tal vez parte de la respuesta la encontremos en la psicofísica.

RADIESTESIA PSICOFÍSICA

“Como es arriba, es abajo; como es abajo es arriba.” El Kybalion

Hay un antiguo principio, el de correspondencia que dice que siempre hay una correspondencia entre las leyes y fenómenos de los diferentes planos de existencia y vida. Hay planos más allá de nuestro conocimiento, se encuentran en los diversos planos del universo material, mental y espiritual. Pero nosotros participamos de todos ellos con nuestro cuerpo físico, con nuestra esencia mental y psicológica y con nuestro ser espiritual.
Conociendo nuestra complejidad aceptando y resolviendo nuestras paradojas podemos conocer las paradojas y secretos escondidos en la Naturaleza.

“Nada descansa; todo se mueve; todo vibra.” El Kybalion

En algunas ocasiones, al entrar a un lugar he tenido la sensación de que “algo” pasa. Todo está en su lugar pero parece que “algo” estuviera fuera de lugar. Sé que es una sensación que muchas personas sienten. Si observamos a nuestras mascotas también podemos ver que de pronto reaccionan ante “algo” que no se ve.
He escuchado a los adolescentes expresiones que luego se han hecho de uso común “ése tiene onda”, “¡Qué mala onda!”.
Estamos hablando del principio de vibración. Este principio explica que las diferencias entre manifestaciones diferentes de materia, energía, mente e incluso espíritu, resultan mayormente de frecuencias de vibración variable.

La materia y la energía combinadas constituyen la vida. Todo tiene vida, todo tiene vibración.
La diferencia se da por el nivel de conciencia que exista. Por ejemplo una piedra tiene vida, es materia y energía, se presupone que no tiene vida conciente.
El estado de equilibrio aparenta quietud. Cualquier alteración en ese equilibrio, genera una modificación en la vibración que se transmite en forma de “onda”.
La mayor o menor densidad de la materia y o la energía que constituya a un individuo, objeto o situación es lo que determina si las ondas que emite son negativas (nocivas) o positivas (benéficas).
Cada uno de nosotros tiene una energía determinada y emite determinadas ondas según su estado de ánimo y la influencia que reciba del medio ambiente en que se encuentra.

¿Cómo vibras cotidianamente? Con qué frecuencia te irritas, te diviertes, te enojas, te ríes, acaricias, te dejas acariciar.

Nuestra energía se ve modificada por impactos internos y externos, las emociones impactan generando una vibración determinada.
No vibramos de la misma manera cuando estamos alegres que cuando estamos enojados. Las ondas del enojo y la furia generan una vibración disonante una parte de esta vibración es expulsada y afecta el entorno.
El conocimiento sobre estos asuntos permite ver que es posible detectar “qué onda” estamos emitiendo y también la forma de positivizar nuestro entorno.

La radiestesia psicofísica es un valioso instrumento para detectar y armonizar las vibraciones de las diferentes energías que interactúan en los lugares que habitamos y en los ámbitos laborales. Neutralizando aquéllas que son negativas para el buen funcionamiento y desarrollo de las personas, animales, plantas y aparatos.

TEMAS DE PSICOFÍSICA
Impregnaciones en nuestro hogar

Con frecuencia, la consulta que más recibo como radiestesista está relacionada con una sensación de incomodidad o malestar que el consultante percibe su casa o en su empresa.
A veces puede ser que en un determinado lugar u oficina se generan discusiones en forma sistemática, o suele ocurrir por ejemplo que ante determinados objetos comiencen a sentir emociones como tristeza o enojo.
En una ocasión fui consultada por la propietaria de una casa muy elegante, de buena construcción, que había tenido una reunión y uno de sus invitados, que era perceptivo, le dijo que su casa tenía no tenía buena energía, especialmente en la biblioteca, pero ella consideraba que siendo buena persona y no haciendo daño a nadie no era posible que en su casa hubiera energía negativa. Sin embargo lo consideró y me consultó al respecto. Sabiendo que estas situaciones se repiten continuamente es que tomo los ejemplos anteriores para considerar una de las posibles causas energéticas causantes de fenómenos similares que son las IMPREGNACIONES.
Las impregnaciones pueden producirse por acontecimientos, presencias, envíos de energías a distancia, etc.
Son emisiones de frecuencia energética que se incorporan en algún material, pared, mueble, objeto.
La impregnación puede ser beneficiosa si la energía incorporada es positiva o buena y puede ser nociva si la energía incorporada es negativa o mala.
De una u otra forma las impregnaciones nocivas pueden afectar las construcciones u objetos afectando también en alguna medida a las personas, animales y plantas que se encuentren en el ámbito impregnado.
La radiestesia psicofísica posibilita la detección y neutralización de las impregnaciones con técnicas, instrumentos, aparatos de electromagnetismo sin imanes y laser psicofísico.

por Prof. Laura W. Quiroga

Espacio de Publicidad

Relacionados